El heraldo. Extranjeros cancelan multitudinaria boda en Cartagena por supuesta extorsión del ELN.

06.02.18 4

Pareja denuncia llamadas constantes de alias Camilo. El matrimonio, con 400 invitados, fue trasladado a Nueva York. Pese a las garantías ofrecidas por parte de la administración distrital y la Policía Metropolitana de Cartagena, un matrimonio de más de 400 invitados, en un reconocido hotel de la ciudad, estaría previsto para el próximo fin de semana en Cartagena fue trasladado a otro lugar debido a posibles intimidaciones por parte del Eln. Yolanda Wong, secretaria del Interior de la administración, explicó que en cuanto se dieron por enterados del hecho, contactaron a la wedding planner  organizadora de esta boda Sary Chaky para que se pudieran superar todos los impases y tropiezos que hubieran surgido. Aseguró que se tomaron acciones inmediatamente con el Gaula y con unidades de la Sijín para que la boda se pudiera realizar sin ningún contratiempo.

La funcionaria explicó además que con esta información se le está causando un gran daño a Cartagena y es deber de todos en el país trabajar y unirse para sacar adelante un destino tan importante como este. Precisó que le pareció muy atrevido por parte de medios nacionales que salieran a dar la noticia sin que se consultaran las acciones que se habían dado.  EL HERALDO conoció de fuentes fidedignas que sobre este caso concentró su atención el pasado fin de semana el director general de la Policía, general Jorge Hernando Nieto Rojas, el ministro de Defensa, Luis Carlos Villegas Echeverri, y el propio presidente Juan Manuel Santos.    Desde la capital de la República se dio la orden de que el tema sería manejado desde el nivel central con el fin de no generar ningún tipo de desinformación; sin embargo, lo que se ha establecido por parte de la Policía Metropolitana de Cartagena es que el centro histórico cuenta con la presencia de 150 uniformados de áreas como turismo y vigilancia de manera constante.     

¿Un mensaje? Las llamadas fueron constantes por parte de una persona que se identificó como miembro de esta agrupación subversiva a la pareja. Debido a esta tensa situación, la sede de las nupcias tuvo que cambiarse por la amenaza: de Cartagena a Nueva York. Este lunes se conoció el siguiente mensaje de la pareja: 

“Queridos familiares y amigos, en los últimos dos días recibimos un mensaje amenazante de un individuo en Colombia relacionado con nuestra boda. Inmediatamente involucramos a las autoridades del país hasta los más altos rangos de la nación.  Si bien la amenaza no se ha corroborado las autoridades colombianas nos han recomendado que, a menos que el individuo sea ubicado, se cambie el lugar de la boda. Hemos tenido que aceptar este desafortunado desarrollo. No nos gustaría poner en peligro ni a usted ni a sus familias sin importar cuál remoto sería el riesgo. Por lo tanto le escribimos para informarle que hemos decidido que el curso de acción responsable es trasladar las celebraciones a Nueva York. Si bien estamos muy decepcionados con las circunstancias podemos decir con absoluta certeza que la alegría de este matrimonio aumentará y nada puede impedir que celebremos a esta increíble pareja y esperamos que se unan a nosotros en Nueva York”, concluye el mensaje.

Los altos mandos oficiales al ser enterados de esta noticia se contactaron con la novia en los Estados Unidos quien les manifestó que a su celular le llegaron varios mensajes vía WhatsApp en el que la persona se hacía pasar como miembro del Eln y le pide 300.000 dólares para dejar celebrar el matrimonio en paz.

Un mensaje en inglés. Luego de esto, le llegó un nuevo mensaje de una persona que se identificaba como Camilo, del frente urbano del Eln. Un familiar de la novia en Colombia recibió una nueva llamada extorsiva y fue así como se originaron las investigaciones en torno a este grave hecho. El trabajo y las pesquisas se adelantaron con WhatsApp en los Estados Unidos y se estableció que las llamadas se habrían realizado con SIMcard diferentes.  Las llamadas, según se estableció, habrían salido de Estados Unidos y ahora mismo se trata de dar con la dirección IP o lugar de origen de los mensajes. Dos familiares de la mujer coadyuvaron en la investigación y lo que preliminarmente se establece es que este no sería el modus operandi del Eln y alias Camilo no existe y no está en la base de datos de las autoridades colombianas. Los investigadores trabajan sobre varias hipótesis para establecer el origen de las llamadas; sin embargo, los oficiales nunca le sugirieron a la pareja cambiar de sede para el matrimonio pues Cartagena es una ciudad que brinda las garantías suficientes para un acto como este. El error lo habría cometido la pareja tomando una decisión a la ligera para cancelar a cinco días estas nupcias.  La versión de las autoridades, entre ellos la del general Jorge Hernán Nieto, director de la Policía y el general Fernando Murillo, director del Gaula, es que esto se lo están atribuyendo al Eln y lo están utilizando para intimidar a la pareja. 

Fotógrafos y organizadores. Por su parte, Mary Cueter, una reconocida wedding planner de la ciudad, manifestó que no entendía la manera cómo se puede boicotear un evento como este donde se cuenta con tanta seguridad en el centro y en los hoteles y diferentes sitios de la ciudad. Señaló que hay gran afluencia de extranjeros todos los fines de semana que hoy escogen la ciudad para casarse. Por su parte, el fotógrafo Manuel Pedraza, quien se dedica a este tipo de eventos, sostuvo que le sorprende que las amenazas de grupos al margen de la ley generen un ambiente hostil en la ciudad. Precisó que contrario a toda esta situación la ciudad es segura y garantiza cualquier tipo de eventos multitudinarios. Aclaro, finalmente, que un evento de 400 personas no era posible realizarse en un hotel pues no cuenta con la capacidad para atender a este número.

Prev El colombiano. Lo que más subió de precio en Colombia en enero de 2018.
Next La patria. Señor umbral, cifra definitiva para llegar al Congreso.
publicidadsigtransweb
publi2