El nuevo siglo. Desempleo al alza, un lío para presidenciales.

02.03.18 7

En enero la tasa de desocupación llegó a 11,8%. Dentro de las propuestas de los candidatos está el de trabajar para tener un mayor crecimiento, lograr un aumento de la agroindustria y brindar apoyo al emprendimiento joven y la formalización, medidas para generar mayor empleo. El desempleo arrancó en dos dígitos en 2018 al registrarse durante enero una tasa de desocupación de 11,8%, reveló ayer el Departamento Administrativo Nacional de Estadística (DANE). En el mismo mes de 2017 la tasa había llegado al 11,7%. La variación de la tasa de desempleo de enero de 2018 no es significativa en términos estadísticos, dado que registró un cambio de 0,03 puntos porcentuales si se compara con la tasa de desempleo de enero de 2017. Según la entidad, al inicio del año había en el país 21 millones 591 mil personas con trabajo, lo que muestra un aumento de 111 mil colombianos más con ocupación laboral.

El director del DANE, Mauricio Perfetti, dijo que éste es el nivel más alto para este mes desde que hay cifras comparables desde 2001. Se completan cuatro periodos consecutivos por encima de 21 millones de personas ocupadas. Los sectores que más empleo generaron en las 13 ciudades y áreas metropolitanas fueron: comercio, hoteles y restaurantes; servicios comunales, sociales y personales e industria manufacturera.

Estas tres ramas concentraron 67,8% de la ocupación. La mayor variación de los ocupados se presentó en la rama de transporte, almacenamiento y comunicaciones con 4,3%, seguida de actividades inmobiliarias, empresariales y de alquiler con 3,5%. Las actividades inmobiliarias, empresariales y de alquiler y transporte, almacenamiento y comunicaciones en conjunto, contribuyeron con 0,8 puntos porcentuales al crecimiento de la población ocupada en las 13 ciudades y áreas metropolitanas.

Por ciudades, Cúcuta siguió liderando el desempleo en Colombia con una tasa de 16,5%, seguida de Quibdó con 15,1%, y Armenia con 14,6%. Bogotá registró una tasa de desocupación de 10,9% y las ciudades con menor desempleo fueron Cartagena 7,4%, Barranquilla 7,5% y Santa Marta 7,9%.

Propuestas de presidenciales. “Colombia ha tenido muchos avances en materia de empleo, pero aún hay mucha informalidad y hay que reducir la tasa de desempleo; es por ello que propongo una política integral que comprende la creación de un sistema en donde el país sabrá qué sectores económicos están más activos, cuántos trabajadores se necesitan y de qué tipo, incluso en dónde se debe actuar para salvar empleos. Además, se capacitarán a las personas y trabajadores para que ocupen las vacantes disponibles o aquellas que el aparato productivo necesite”, expuso Germán Vargas Lleras.

En la propuesta “Mejor Empleo” se contempla la creación de una unidad que identifique el personal que se requerirá en el futuro próximo y pueda dar esta información a los ciudadanos. Así mismo, incluye la creación de grupo élite de formación rápida y a la medida de las oportunidades laborales que brindan los megaproyectos públicos y privados, como también se pondrá en marcha una estrategia para revisar los puestos de trabajo disponibles para gestionar la ocupación de los mismos.

Formalización. La meta social del candidato a la consulta interpartidista, Iván Duque, está centrada en la generación de empleos formales mediante una economía dinámica que florezca con las ramas de la innovación social, el campo con progreso, el emprendimiento y la transformación productiva, la ciencia y la tecnología, la Economía Naranja y el Deporte, la infraestructura y las ciudades con calidad de vida.

La formalización laboral estará volcada a generar empleos estables producto de un crecimiento sostenido. Para ir aumentando la formalización, se tendrá una agenda nacional de productividad que integre la educación, la formación técnica, tecnológica y universitaria, con la vocación productiva de las regiones y las habilidades y pertinencias que demanda el mercado laboral. Dijo que las cajas de compensación serán aliadas en la agenda de calidad laboral, facilitando el acceso de todos los trabajadores formales a sus programas y beneficios. El subsidio familiar pagado por los trabajadores debe verse reflejado en el mejoramiento de su calidad de vida.

Oportunidades. La candidata Marta Lucía Ramírez, sostuvo que la gente en Colombia necesita oportunidades para poder desarrollar todo su potencial. Se requiere crecer a ritmos del 4,5% para poder generar empleo formal, especialmente en el campo, a través del aumento del área cultivada a diez millones de hectáreas y la apertura de agroindustrias en las zonas rurales que permitan formalizar la mano de obra en estas regiones. Señaló que hay que apoyar el emprendimiento sobre todo de los jóvenes para que monten empresas replicables sostenibles y escalables, para promover toda la industria de servicios sector en el que Colombia está subutilizada.

Vivir, no sobrevivir. Sobre el tema de la creación de empleo, el ex procurador y candidato Alejandro Ordóñez dijo hoy que los colombianos están ocupados en sobrevivir, no en vivir bien. Los esfuerzos del Estado estarán enfocados en reducir la informalidad y no simplemente en reducir la desocupación. Se debe lograr calidad en el empleo. Al lograr que los informales, que son 15 millones de personas, ingresen al sistema y contribuyan cotizando tan sólo sobre un salario mínimo mensual, se obtendrán $2 billones al mes, con lo que se superará el déficit pensional tan sólo en un año. En Colombia no se seguirán generando políticas públicas enfocadas solamente en la reducción de la desocupación. Dijo que lo importante es generar empleo formal, con el que se paguen impuestos y se logre la protección social y el pago de prestaciones.

Formación en competencias. Por su parte, el candidato liberal, Humberto de La Calle dijo que, para combatir el desempleo, si es elegido, en su primer año, fomentará la creación de entre 500.000 a 1.000.000 de empleos. También dijo que creará programas para que los bachilleres sean formados en competencias básicas para el trabajo y propuso la destinación del 1% del PIB a un programa de servicio social obligatorio que será remunerado. “De esa manera brindaremos ingresos a los jóvenes que padecen con más dureza el desempleo”. A esto, le suma la creación de programas de empleo para jóvenes desempleados y personas mayores de 55, con el apoyo de las administraciones locales y regionales.

Prev El nuevo siglo. Colombianos creen que Vargas Lleras será presidente. Es el candidato más conocido.
Next La república. Indicadores alarmantes en la economía venezolana.
publicidadsigtransweb
publi2