El Nuevo Siglo. Tecnología garantiza pureza de alimentos exportables.

06.04.2018.7

Colombia se reinventa y se une a la tecnología de España en el aprovechamiento del 100% en los alimentos. Hiperbaric, la multinacional fabricante desde 1999, logra ser la primera empresa en este país en manejar un plan estratégico que permite optimizar la problemática del tercio de comida que desperdician los colombianos, así como aumentar en el crecimiento y posicionamiento del aguacate hass, que ha sido popular en el debate electoral.

Se trata de la máquina de altas presiones o HPP, que combate los microbios que degeneran este tipo de alimentos como la salmonela. Básicamente funciona de la siguiente manera: la pulpa del aguacate entra en los empaques vacíos de un aparato de más de diez metros de largo y 2,4 metros de alto; ingresa en unos contenedores cilíndricos ubicados en cámaras de agua, donde unos intensificadores crean presión de más de 6.000 bares, u 87.000 psi, sobre el alimento ingresado. Según Hiperbaric, por las altas presiones que ejerce la HPP, la estructura de las moléculas -como la salmonela o las enzimas que causan que la comida se degenere y se negree-, se rompe, logrando que un producto tan delicado como el aguacate, alargue su vida útil sin necesidad de usar químicos fuertes, dando como resultado un fruto óptimo para el consumo.

Jorge Enrique Amorocho, gerente de operaciones de San Gregorio, aseguró que la inversión en la máquina de presiones HPP, está estimada entre US$1 millón de dólares. Con esta tecnología traída de España, se espera que Colombia logre crecer en el mercado de exportación de los aguacates hass, que ha sido rechazado en el exterior por su estética poco atractiva para el consumo. Gracias a esto, el Ministerio de Agricultura de Colombia, aseguró que de las 77 mil toneladas de fruta que fueron producidas, se lograron exportar 27.212 toneladas en perfectas condiciones, lo que dejó un 87% de crecimiento más que en el pasado.

Prev El Espectador. Forenses analizarán documentos del contrato de semáforos en Bogotá.
Next La República. Carga tributaria, exceso de regulación y pesimismo preocupa a los CEO colombianos.
publicidadsigtransweb
publi2