El universal. Derrotemos la ilegalidad. Cartagena en riesgo.

04.05.18 4

Cartagena va a cumplir un año sin alcalde titular, y el domingo 6 mayo de 2018, elegirá en elecciones atípicas a su noveno mandatario entre titulares y encargados en ocho años, lo que nos exhorta a reflexionar sobre nuestra culpa por acción u omisión. Un alcalde y una contralora presa y más de la mitad de su Concejo, de 19 curules que hace control político, está detenida e investigada por presuntos actos de corrupción. Que pase esto en Cartagena, es más que una tragedia. Sin embargo, este ‘mini concejo’ debe aprobar el nuevo plan de desarrollo para la ciudad que les presente el próximo mandatario y definir el presupuesto de 2019; el de 2018 fue de $ 1 billón 631 mil millones de pesos. Hacerle el control a los $1,7 billones de pesos del plan de drenaje pluvial, a los $1,5 billones de pesos de la Quinta Avenida de Manga, los $120 mil millones de pesos y el proyecto de protección costera de $160 mil millones de pesos.

La apuesta de estas elecciones está en estas millonarias inversiones públicas, con la feria de contratos, los testaferros de clanes y mafias politiqueras de una cuidad heroica, por resistir tantos ladrones de cuello blanco y la impunidad de sus delitos.   Ya olvidamos las 4 crónicas de Mauricio Gómez del 27 de octubre 2017, en las cuales denunciaba a la opinión pública nacional la corrupción descarada, el caso Reficar, la parapolítica, y la casa por cárcel de la descompuesta clase politiquera regional. Hay que romper las cadenas con el voto de castigo al candidato de las maquinarias, empezar a bloquear a los financistas, para que la dignidad y la decencia en la política en Cartagena sean regla general y no la excepción.  Se requiere un nuevo alcalde que no esté secuestrado antes de gobernar, con costosísimas campañas. Tenemos excelentes candidatos para que cambien la historia y no gobernar con los mismos y las mismas, en cuerpo ajeno.

Cartagena empezará a derrotar la corrupción cuando los nombramientos de los gabinetes sean por méritos y no por plata, y las secretarías que manejan recursos no sean entregados a los tenebrosos financistas de campañas. No aguantamos más corrupción, cinismo, parapolítica, clanes de la política, los temidos financistas de campañas, derrotemos la amnesia colectiva y el secuestro del erario este 6 mayo de 2018. Es la oportunidad histórica de demostrar que los buenos somos más, que sí es posible derrotarlos, es ir unidos a las urnas votando contra el candidato de la ilegalidad. Sí es posible construir con el voto decidido de organizaciones de afros, mujeres, sindicales, mototaxistas, trabajadores informales, los indignados contra la corrupción, una nueva ciudad donde los habitantes seamos realmente libres.

Prev El heraldo. Veeduría denuncia contratos sin terminar en Tierralta por $ 28 mil millones.
Next Vanguardia liberal. Santander necesita $177 mil millones para 29 municipios afectados por lluvias.
publicidadsigtransweb
WhatsApp Image 2019 05 09 at 3.46.42 PM
video 2018