El colombiano. ¿Qué tan fácil es emprender en Colombia?

11.05.18 4

En un año, Colombia ascendió dos puestos en el Índice de Condiciones Sistémicas para el Emprendimiento Dinámico, entre 15 economías de América Latina y quedó en el quinto lugar. Así lo conoció EL COLOMBIANO, para esta edición. Este escalafón, que sigue las mejores prácticas para la elaboración de índices de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (Ocde), tiene como propósito ser una herramienta “que ayude a identificar las principales fortalezas y debilidades de los países y a diseñar una agenda de iniciativas para fomentar el emprendimiento”, explicó Hugo Kantis, director del Programa Emprendedor de Prodem, del Instituto de Industria de la Universidad Nacional de General Sarmiento (Ungs), de Argentina. En general, en los países de América Latina están desde la mitad del escalafón global (60 territorios) hacia abajo lo que suscita una inmensa brecha entre las economías.

En Colombia, los resultados son positivos dado su avance, aunque no sobrepasa a Chile, Argentina, México y Costa Rica. De hecho, en ningún caso, los países de la región están en una etapa “alta” de los pilares. A lo sumo, Argentina, Chile y México están en un nivel medio-alto en políticas y regulaciones. “Colombia tiene como característica la heterogeneidad en sus ecosistemas de emprendimiento, por regiones y tiene una potencialidad que le debe permitir estar en una mejor posición”, dijo Kantis. En este proceso, hay que reconocer que, si bien hay una alta intención emprendedora, según el Global Entrepreneurship Monitor, el país “tiene retos en disparidades de las diferentes regiones (...) Muchas de las políticas locales no son fuertes para estimular el emprendimiento y la innovación”, afirmó Juan Camilo Quintero, director de Innovación y Emprendimiento de la Asociación Nacional de Empresarios de Colombia.

En concordancia con lo anterior, el Índice encuentra un punto medio en capital humano emprendedor, educación, cultura, condiciones de la demanda, financiamiento y políticas. Los principales retos están en los contactos y la plataforma de Ciencia, Tecnología e Innovación (CTeI) para emprender. “Se destaca en capital humano emprendedor, pero esos proyectos necesitan de redes de contacto y capital financiero”, explicó Kantis. Es decir, que al país le falta trabajar en consolidar un capital social, basado en la confianza. Estos dos indicadores se muestran en un balance bajo y los pilares adicionales que están en un estadio medio - bajo son las condiciones sociales y la estructura empresarial. Es decir, son 4 aspectos en los que hay que poner mayor atención para estimular el emprendimiento.

En regulación y acceso. De acuerdo con el ranquin, la normativa está en su fase media. No obstante, “se ha estado cortando las alas a los emprendimientos”, afirmó María Liliana Gallego, directora de Creame, incubadora de empresas. Por ejemplo, con los fondos de capital. “Fue tan esquemática y tan fuerte la norma que los hace inviables. Hoy los fondos de capital de riesgo están volviendo a otros mecanismos de financiación que no tengan una estructura que afecta la economía emprendedora”, dijo la directiva. Según sostuvo Kantis, la petición es que haya regulación que “nivele la cancha”, pero cuando se desconoce el emprendimiento “no debería haber normativa pues seguramente va a estar desajustada”. Por otra parte, el acceso a los mercados, no solo es una condición relevante para las empresas tradicionales, sino aún más para los emprendedores. En palabras puntuales, esto hace referencia a qué tan fácil es hacer negocios entre las grandes empresas y los emprendimientos. Lo anterior, específicamente desde dos puntos de vista: “que desde las políticas generales de la empresa se plantee un fast track para negociar con los emprendimientos”, recomendó Gallego. Y que, además, el pago se dé con la agilidad que ellas requieren. Finalmente, una apuesta muy importante es que se le abra la puerta a la contratación pública para las startup. Quintero reconoció que en este camino falta, pero hay quienes han abierto ventanas en el sector corporativo, bajo la innovación abierta (cooperación entre el sector privado y externos). “Se han venido articulando al sistema de innovación y aprendiendo a madurar las relaciones, a no controlar las compañías, a entender que no necesariamente tienen que tener exclusividad y el respeto de la propiedad intelectual, entre otros”, recalcó. Finalmente, a lo que debe conducir esto, es a tener emprendimientos de sofisticación, que más allá de retornos rápidos, capturen mercados globales, permanentes y que sean altamente digitales.

Prev Hoy diario del magdalena. ‘Cinco personas se repartieron coimas por Us$ 5.4 millones’
Next El espectador.se debe exigir a las Farc, como organización, responder por sus crímenes: consejo de estado.
publicidadsigtransweb
publi2