El colombiano. Los ajustes económicos que requiere Colombia.

19.06.18 2

La definición de las elecciones en Colombia pone fin a la incertidumbre que hubo durante la campaña. Ahora, las miradas se dirigen hacia cómo se ejecutarán los cambios requeridos. En línea con las encuestas publicadas luego de la primera vuelta electoral (el 27 de mayo) Iván Duque ganó la presidencia, por lo que la reacción del mercado fue tranquila, ya que ese resultado era el más esperado. En ese contexto, el principal indicador de la Bolsa de Valores de Colombia (BVC), el COLCAP, observó una variación de 0,93 %, y la cotización de la Tasa Representativa del Mercado del dólar (TRM) se ubicó en 2.919,14 pesos, 29,08 pesos más que los 2.890,06 con que terminó la semana anterior.

Pero, para los analistas económicos del Banco ITAÚ, a partir del siete de agosto Duque tendrá que afrontar la consolidación fiscal y llevar al país a crecer a su potencial, es decir por encima del 4 %. “El presidente electo durante su campaña se mostró a favor de recortar los impuestos a las empresas para impulsar el crecimiento, pero las restricciones fiscales estarán sobre la mesa”. El director del Centro de Estudios del Trabajo (Cedetrabajo), Mario Valencia, insiste en que las reformas de los últimos años han tenido una naturaleza exclusiva de aumentar el recaudo, pero esto ha hecho más compleja la estructura impositiva.

A su turno, los investigadores económicos de Credicorp Capital consideran que en adelante habrá un mayor interés por los activos colombianos en el corto plazo, gracias a la menor incertidumbre política y, además, esperan unas mejores perspectivas de inversión privada en los próximos trimestres. “De hecho, la evidencia sugiere que las empresas pospusieron las decisiones de inversión hasta conocer el resultado final de las elecciones”, agregan desde Credicorp.

Más reformas. Marcelo Carvalho y Luiz Eduardo Peixoto, economistas de BNP Paribas para Latinoamérica, señalan que el mandatario electo heredará un positivo, pero incompleto, ajuste fiscal. “Él ha prometido ajustar las cuentas con una reducción de la evasión y darle un impulso a la formalización laboral, pero ha admitido que aflojará la regla fiscal, la cual proyecta una reducción de 1,6 % en el déficit del sector público para 2022”, explican los expertos. BNP Paribas también contempla una reforma a la seguridad social. “El nuevo gobierno tendrá que abordar la reforma pensional, dados los desequilibrios actuales y el inminente cambio demográfico”. En ese plano, Duque prometió eliminar los subsidios a las familias ricas y concentrarse en los más pobres.

Actualmente, el desembolso de las pensiones resulta en un gasto de Gobierno de alrededor de cuatro puntos porcentuales del Producto Interno Bruto (PIB) por año (unos 40 billones de pesos), y es probable que ejerza una presión alcista a corto plazo. Valencia comenta que es necesario definir la naturaleza del sistema pensional colombiano, es decir, si será privado, público o mixto; y definir si se fortalece o se marchita a Colpensiones.

Prev La república. Cerca de $14 billones en inversión quedaron frenados por ley de garantías 2018.
Next El país. El lío judicial que le costaría más de $12 mil millones a Metrocali.
publicidadsigtransweb
WhatsApp Image 2019 05 09 at 3.46.42 PM
video 2018