Vanguardia liberal. Aclare las dudas frente a la consulta anticorrupción

10.08.18 8

Este 26 de agosto fecha de la consulta anticorrupción. El 26 de agosto próximo los 36 millones de colombianos para votar podrán asistir a las urnas para votar la consulta popular anticorrupción. Desde Bucaramanga, la exsenadora Claudia López promovió la Consulta Anticorrupción, mecanismo de participación que será votado el próximo 26 de agosto. A 16 días de que los colombianos regresen a las urnas, esta vez a votar la Consulta Anticorrupción, la vocera del Comité Promotor, Claudia López, estuvo este jueves en Bucaramanga respondiendo los diferentes interrogantes de los ciudadanos respecto a este mecanismo de participación ciudadana. Según el umbral, más de 12 millones de colombianos deben votar la Consulta para validarla, de estos, la mayoría tendrá que votar Sí en cada mandato para su aprobación.

Lo que sería mundial es que un político diga una cosa en campaña y la cumpla cuando gana, eso es lo que hacen absolutamente todos los políticos y yo lo lamento mucho. Fue exigencia del Centro Democrático que la Consulta Anticorrupción se celebrara después de las elecciones presidenciales, entonces ellos la apoyarían, pero ahora cambian su palabra.

Normas anticorrupción presentadas por el presidente Duque. Celebro que el presidente Duque haya presentado un paquete de normas anticorrupción, porque se complementan los proyectos que él presenta y los de la consulta. El presidente Duque sabe que el problema no es presentar los proyectos, sino que el Congreso no los hunda. Él solo presentó dos de siete puntos que están en la consulta: uno, el de limitar los periodos los cargos públicos, y dos, el de extender los pliegos tipo. Se busca reducir el salario de los congresistas y altos funcionarios del Estado. Son 395 personas: ministros, congresistas y magistrados de las altas cortes. Los congresistas se ganan $32 millones mientras que los ministros o los generales de la República se ganan $15 millones. Lo que hace la consulta es reducir el salario de los congresistas de 40 salarios mínimos a 25, o sea de $32 millones a $20, y poner un tope para que no se puedan dar gabelas.

Quitar beneficio de casa por cárcel para corruptos. Un mecanismo de participación ciudadana es a ‘palo seco’, esto es por físico y puro amor a la Patria. Aquí no hay financiación pública anticipada. No hay un peso para pagar una pauta y no hay reposición de votos. Ni Claudia López ni ninguno de los promotores se va a ganar un centavo, porque usted vote sí o vote. Para hacer corrupción se necesitan dos: un privado que pague un soborno y un público que le da la oportunidad de hacer mermelada o corrupción. Resulta que hoy los corruptos tienen un régimen penitenciario especial, que aun así los pillamos en hechos de corrupción tienen beneficio de ‘mansión por cárcel’ y clubes. Vamos a quitarles el beneficio de casa por cárcel a los corruptos. Y al contratista corrupto le vamos a cancelar el contrato sin indemnización y no puede volver a contratar con el Estado.

La contratación estatal foco de corrupción. Es uno de los puntos que radicó el presidente Duque, que es que se usen pliegos tipo y no pliegos sastre, y que no pueda haber licitaciones de un solo oferente. Las licitaciones son justamente para que sean competitivas, para que varios oferentes se presenten. Entonces si usted vota sí en el punto tres de la Consulta, no podrá haber licitaciones con único oferente y no podrá haber pliegos sastres. Sí, usted puede votar en el mismo puesto de votación en Colombia o en el exterior donde votó por última vez. Allá va y puede votar. Lo único es que para este proceso no hay inscripción de cédulas. Quiero terminar mi tesis de doctorado en Ciencia Política, me falta poco, pero tengo que dedicarme con juicio a terminar este año mi tesis y en el año entrante debo tomar una decisión entre dos caminos que tengo en la política: o me lanzo a la Alcaldía de Bogotá el próximo año o me espero al 2022 y vuelvo a competir en las elecciones presidenciales.

Rendición de cuentas. El quinto punto de la consulta obliga a los congresistas a rendir cuentas. Tienen que dar a conocer públicamente qué proyectos proponen, su asistencia a las sesiones, cómo votan, cuáles recursos gestionan para sus regiones. Esto lo tendrán que hacer anualmente. Acabar la mermelada. Les vamos a quitar a los políticos el monopolio que tienen de decidir cómo se gastan nuestros impuestos a puerta cerrada. Los vamos a obligar, sea en las alcaldías, las gobernaciones o en el Congreso, a que tengan que hacer audiencias públicas con la ciudadanía, para que los ciudadanos, los medios, los gremios y organizaciones sociales también tengamos voz y voto de en qué se gastan nuestros impuestos.

Renovación de los políticos. No podemos permitir más atornillados en el poder. La política debe renovarse y por eso en este punto se limita hasta máximo tres periodos la reelección de funcionarios públicos. De quitarles la plata que nos están robando los corruptos y sus testaferros. El sexto punto obliga a que todo aquel que quiera ser político en Colombia como requisito para posesionarse en el cargo y ejercerlo tiene que presentar su declaración de bienes, rentas, pagos de impuestos y conflicto de interés. Y peso que no pueda ser sustentado por el político o sus familiares entrará a extinción de dominio automática.

Prev El país. CNE pide al congreso investigar financiación irregular de campaña de santos en 2010
Next El heraldo. Alcaldía de Cartagena adjudicó contratos directos por $50 mil millones
publicidadsigtransweb
40años