×

Warning

JUser: :_load: Unable to load user with ID: 328

El Colombiano. Rompecabezas para armar la economía en el 2017.

12.12.16 4

El crecimiento de la economía debe encajar con el nivel de consumo; la inflación debe estabilizar el costo de vida; el precio del petróleo tendrá que ir junto al del dólar. Las tasas de interés abajo y la reforma tributaria en el centro. La economía en 2017 se armará como si se tratara de un cubo de Rubik.

1. Los lados del crecimiento, Un primer movimiento. La cifra de consenso es un crecimiento de la economía que ronde el 2,4 % el próximo año. De entrada representa un mejor escenario frente a lo que cerrará 2016, con una debilitada expansión del producto interno bruto (PIB) que se ubicaría en 2 %. Pero, ¿qué hará que esa recuperación tenga forma? En principio, la inversión de capital de los proyectos de infraestructura de Cuarta Generación (4G) sí se vería en 2017, tras su paso en blanco este año. Si se aprueba la reforma tributaria “habrá un mayor incremento en el gasto público, que se apoyaría por el recaudo adicional que se genere y se podría concentrar en el rubro de inversión”, aseguró Andrés Pardo Amézquita, director de Estrategia de Corficolombiana. Estos dos factores son la clave para entender la economía colombiana modelo 2017, que se arma de diferentes formas, a tal punto que el sondeo de expectativas encaja desde un 1,5 %, como proyecta Alianza Valores, hasta cifras que rozan el 3 %.

2. Nota a pie de página: efecto de tributaria. El análisis de 2017 se hace sobre un supuesto: la tributaria pasa y con ella llega más dinero para el fisco. Además, los ajustes tributarios sobre las tarifas empresariales modelarían crecimientos para diversos sectores. Asimismo pasaría con la dinámica del consumo de ciertos productos que empezarían a ser gravados, como el caso de las motos (que tendrían impuesto al consumo de 8% sin importar cilindraje) o los planes de datos móviles (que quedarían con una tarifa de 4 %). Pero allí no paran los impactos. La aprobación de propuestas como el aumento de la tarifa general de IVA en tres puntos, hasta 19 %, haría que la inflación repunte por una sola vez y no desacelere con la inmediatez que espera el Banco de la República. Según un análisis de CREDICORP Capital Colombia, la reforma tributaria sumaría 1,2 % a la variación anual de inflación en 2017, con lo cual el indicador a final de año estaría sobre 4,5 %, y se incumpliría por tercer año consecutivo la meta del Emisor (lo que genera desconfianza en el mercado).

3. La inflación y las tasas de interés en 2017. Aunque persistan preocupaciones de la presión de la tributaria sobre la inflación, “el ciclo de reducción en la tasa de interés del Emisor está cerca”, considera el equipo de Investigaciones del Banco de Bogotá. “El lenguaje de las minutas nos hace proyecta que los recortes de tasas iniciarían en enero”, explica un reporte. Así las cosas, el banco espera que la tasa de interés del Emisor baje en enero 0,25 %, hasta 7,25 %, para cerrar año en 6,25 %. Pero podría bajar más así lo cree Bancolombia, que estima que la tasa de referencia llegaría hasta 5,50 %. A pesar de este panorama más positivo para los intereses, la inflación seguirá siendo la pieza más difícil de manejar. En ese análisis hay movidas claves como el precio de alimentos y desempeño del consumo de hogares. “Prevemos que la inflación continúe cayendo, y lo haga con fuerza durante la primera mitad de 2016 y cierre en 3,9%”, estima Bancolombia. Mientras tanto Corficolombiana apuesta por un 4,3 %, incluso Anif la ubica en 5,2 %.

4. El papel de la construcción y las vías 4G. La confianza de gran parte de los analistas económicos está puesta en el sector constructor. Esperan que en 2017 entre vivienda e infraestructura muestren avances del orden del 6 %, frente a un 4,5 % con que cerraría el sector este año. “Estimamos que la contribución de las obras de 4G al crecimiento del PIB en 2017 será de 0,5 % “, estima Corficolombiana. Incluso, proyectan que el PIB de obras civiles crecería 8 %, frente al 1,2 % que se estima para 2016. Pero eso depende de que se prendan más proyectos, pues muchas concesiones aún no tienen cierre financiero. A la par de la construcción, los motores de la economía serían: servicios, que crecerían 2,8 %; la industria que seguiría su senda positiva hasta 3,1 %; y sector financiero desaceleraría, pero seguiría creciendo al 3,7 %, debido a una menor demanda de crédito proyectada.

5. Las fichas para armar el valor del dólar. Así como para la cifra de crecimiento, en el tablero hay muchas piezas sobre el dólar. Hay estimativos que se pueda cerrar el próximo año en 2.800 pesos o hasta la preocupante cifra de 3.600 pesos que propone Alianza Valores. El petróleo seguirá siendo determinante, y su precio promedio para el año que viene proyecta recuperación. La reforma tributaria sobresale. Si pasa, los analistas proyectan un voto de confianza en las cuentas fiscales del país, eso llama dólares a la economía y presiona hacia abajo la tasa de cambio.

6. Para dónde irá la inversión en acciones. Con tantas piezas por encajar, el equipo de Investigaciones Económicas de Bancolombia, cree que el próximo año habrá que rearmar los portafolios. El COLCAP (que reúne las 20 acciones más importantes de la bolsa local) terminaría el próximo año en 1.453 puntos, con una valorización del 11 %. “Será un buen año para la selectividad. Hay que buscar activos con visión crítica, que cumplan con liquidez, riesgo, cobertura y diversificación”, estimó el banco. Su recomendación es optar por acciones como las de Grupo Éxito, Grupo Argos, Cementos Argos y Ecopetrol. Aseguran que son las “ganadoras de 2017”.

7. Mirando de puertas para afuera. Por último, ¿qué factores internacionales habrá que monitorear para armar Rubik económico en Colombia? La respuesta está mediada en sobre qué espacio del rompecabezas se ubique el presidente de Estados Unidos, Donald Trump. Sus propuestas marcarán la volatilidad del mercado, esto en relevo de lo que ya hizo en 2016 el brexit y el pánico bursátil en China. Habrá que buscarle un espacio en que encaje la Reserva Federal de Estados Unidos, que moverá sus tasas y “llamará dólares” hacia ese país. En ese sentido, el gran reto de la economía colombiana el próximo año, de cara al mundo, es mantener la confianza, mostrar cifras estables, reactivar exportaciones no tradicionales y mantener prudencia frente a la necesidad de crédito

Prev El Heraldo. Producción industrial fue de $226,2 billones en 2015 y creció 6,4%.
Next La República. Continúan diferencias por el salario mínimo.
publicidadsigtransweb
publi2