El espectador. Unión Europea estudia impuesto a las transacciones financieras.

20.02.17 1

La comisión europea, el brazo ejecutivo de la UE, propuso el impuesto en 2011. 

Los diez países de la Unión Europea que están explorando la creación de un impuesto a las transacciones financieras han tenido dificultades para llegar a un acuerdo sobre partes clave del plan, lo que arroja nuevas dudas sobre el futuro del proyecto, según dos fuentes con conocimiento de las conversaciones. El grupo que trabaja en las posibles exenciones para los fondos de pensiones no ha logrado, hasta ahora, encontrar una solución que satisfaga a todos los países implicados, dijeron las fuentes que solicitaron no ser identificadas porque las conversaciones son privadas. Los ministros de finanzas planean reunirse el 21 de febrero en Bruselas para buscar una forma de avanzar.

El impasse se produce en momentos en el que la decisión de Reino Unido de abandonar la Unión Europea genera preocupaciones de que los planes de un impuesto a las transacciones financieras puedan desalentar a los bancos que quieren reubicarse desde Londres. Oficialmente, los ministros de finanzas siguen comprometidos con el impuesto, en parte a causa de los acuerdos de coalición, que les dejan poco margen para una salida. La Comisión Europea, el brazo ejecutivo de la UE, propuso el impuesto en 2011 como una forma de asegurar que el sector realizara una “contribución justa” después de que los contribuyentes sufrieran los costos de la crisis financiera. Cuando algunos de los Estados miembros declararon que no querían aplicar la medida, un grupo más pequeño buscó un compromiso bajo normas de “cooperación aumentada”, que requiere el consenso de, al menos, nueve países. Austria, Bélgica, Francia, Alemania, Grecia, Italia, Portugal, Eslovaquia, Eslovenia y España permanecen en torno a la mesa de negociaciones.

Estonia abandonó el proyecto en 2015. La amenaza de que más países abandonen, dejando al grupo sin el apoyo necesario, ha estado presente en medio de preocupaciones de los países más pequeños, de que el impuesto no recaude ingresos suficientes como para justificar el esfuerzo. En octubre, el grupo declaró que hacía falta más trabajo para analizar el impacto del impuesto sobre los fondos de pensiones. Bélgica y Eslovaquia quieren que los fondos de pensiones queden exentos de la tasa, según las fuentes. Una exención general del impuesto para los fondos de pensiones debería hacerse extensiva a las compañías de seguros, ya que estos fondos no son entidades públicas en algunos de los países participantes, según ha declarado una de las fuentes. La exención a las aseguradoras significaría que los ingresos recaudados serían demasiado pequeños como para justificar el impuesto, y proporcionaría al sector de los seguros una ventaja injusta sobre el resto del sector financiero, indicó una de las fuentes involucrada en las conversaciones. 

Prev El país. La 'pelea' por cambios en la fórmula de la sobretasa a la gasolina.
Next Vanguardia liberal. Suspensión de macro proyectos impacta a Barrancabermeja.
publicidadsigtransweb
40años