La república. Ya van cuatro de nueve firmas de SITP que admiten incapacidad financiera.

09.03.17 4

Para 2015 se previó la operación de 10.392 buses y a junio de 2016 estaban operando solamente 6.642 vehículos.

Una bomba nuclear que está estallando en la cara de los bogotanos. Con esos términos, el alcalde Enrique Peñalosa se refirió en noviembre pasado al Sistema Integrado de Transporte (Sitp). Ahora, parecen sentirse cada vez más fuertes los daños colaterales, pues Masivo Capital se convirtió en el cuarto operador del Sitp en declararse en insolvencia financiera. El gerente general de Masivo Capital, Carlos Iván Villegas, envió un documento a sus empleados donde les comunica la decisión de entrar en reorganización y asegura que esta es la única salida de la firma para solucionar la crisis en la que se encuentra. El objetivo, según el directivo, es buscar acuerdos con los acreedores para reestructurar su deuda. Asimismo, Villegas aseguró que las causas que llevaron a la situación es la falta de entrega de infraestructura por el Distrito, las pérdidas que generan los colados y la implementación del modelo de Sitp provisional.

Hay que aclarar que hasta el momento Tranzit y Masivo Capital han solicitado entrar en proceso de reorganización, pero la Superintendencia de Sociedades no ha proferido el auto que los acepta o no en dicho proceso. En cambio, Coobus y Egobus, que nunca entraron en operación, ya fueron aceptadas en liquidación judicial desde septiembre del año pasado.  Ante esta situación, Transmilenio aseguró mediante un comunicado que “los usuarios de Kennedy y Suba, zonas a cargo de Masivo Capital, y de toda la ciudad pueden estar seguros de que no se va a dejar de prestar el servicio del transporte público”.  Darío Hidalgo, experto en movilidad, manifestó que “las dificultades financieras de los operadores de Sitp son el resultado de una cadena desafortunada y vienen desde su implementación”.  Hidalgo añadió que “la intención de los operadores que se acogen a reestructuración es superar la crisis que combina gestión de la administración y de ellos mismos. Entiendo que la administración trabaja en reestructuración técnica y financiera de los contratos para garantizar el servicio del Sitp a costo razonable para los usuarios de las distintas zonas de Bogotá”.

En un estudio elaborado por el equipo del concejal del Partido Verde, Antonio Sanguino, se puede ver que los siete operadores del Sitp generaron pérdidas al término del tercer trimestre. Consorcio Express fue el operador más afectado, con pérdidas de $64.662 millones. Otro de los datos relevantes presentados por Sanguino es que para 2015 se previó la operación de 10.392 buses y a junio de 2016 estaban operando solamente 6.642 vehículos. Entre 2013 y 2015, se han transferido al Sitp cerca de $454.872 millones adicionales de lo que tenía previsto el presupuesto inicial. 

Integración del SITP provisional. Una de las acciones importantes que se contemplan para el Sitp es la integración paulatina de los buses de Sitp provisional. “A partir de primer semestre de 2017 se iniciará la transición de los buses que se conocen como provisionales, para dar paso a una operación similar a la del Sitp, en cuanto a medio de pago único y color”, dijo Transmilenio mediante un comunicado. La transición se hará de manera progresiva para garantizar la continuidad en la prestación del servicio a los usuarios. Durante este proceso se sacará de circulación una parte por definir. 

Prev El colombiano. Nunca más una elección cuestionable.
Next El nuevo siglo. ¿Economía crítica pero estable?
publicidadsigtransweb
publi2