Cuatro años para un buen gobierno son poco tiempo, para uno malo es mucho tiempo

Edicion 80.Junio/Agosto de 2018

Cuando se instala un nuevo gobierno todos tenemos la esperanza de que el progreso y las buenas obras, el empleo, la educación y la salud, mejoren. Todo depende de lo que aprueben los congresistas en el plan de desarrollo y de la capacidad de ejecución de los ministros y demás funcionarios encargados de hacer la obras o atender los servicios. El plan de desarrollo es una herramienta fundamental que debe tener objetivos concretos, plazos adecuados que deberán cumplirse y correcta financiación, no solamente para hacer las obras sino para mantenerlas y garantizar el adecuado funcionamiento.

Según planeación el plan nacional de desarrollo “es el documento que sirve de base y provee los lineamientos estratégicos de las políticas públicas formuladas por el presidente de la República a través de su equipo de Gobierno. Su elaboración, socialización, evaluación y seguimiento es responsabilidad directa del DNP. El PND es el instrumento formal y legal por medio del cual se trazan los objetivos del Gobierno permitiendo la subsecuente evaluación de su gestión. De acuerdo con la Constitución política de Colombia de 1991 en su artículo 339 del Título XII: "Del Régimen Económico y de la Hacienda Pública", Capítulo II: "De los planes de desarrollo", el PND se compone por una parte general y un plan de inversiones de las entidades públicas del orden nacional.

En la parte general se señalan los propósitos y objetivos nacionales de largo plazo, las metas y prioridades de la acción estatal en el mediano plazo y las estrategias y orientaciones generales de la política económica, social y ambiental que serán adoptadas por el gobierno. Por otro lado, el plan de inversiones públicas contiene los presupuestos plurianuales de los principales programas y proyectos de inversión pública nacional y la especificación de los recursos financieros requeridos para su ejecución y, sus fuentes de financiación.

El marco legal que rige el PND está consignado dentro de la Ley 152 de 1994, por la cual se estableció la Ley Orgánica del Plan de Desarrollo. Ésta incluye, entre otros, los principios generales de planeación, la definición de las autoridades e instancias nacionales de planeación y el procedimiento para la elaboración, aprobación, ejecución y evaluación del Plan Nacional de Desarrollo.”

Por otro lado, el país está pendiente de una de las promesas del actual mandatario, sobre la legalidad y el cumplimiento de la ley, uno de los elementos sustanciales de cualquier sociedad. No pueden los delincuentes pasearse de manera libre por las calles de nuestras ciudades y por los campos colombianos, mientras los ciudadanos sienten el temor de perder su vida o bienes. Tampoco puede permitirse que haya delincuentes de cuello blanco que se apoderen de los bienes del Estado y queden sin castigo. La lucha contra la corrupción debe ser el primer objetivo y frente al cual no puede haber transacciones. El esfuerzo de todos los colombianos para contribuir con las cargas públicas debe ser correspondido con una actuación honesta e íntegra de los servidores del Gobierno y de los particulares que reciben y manejan fondos públicos.

 

Prev La seguridad vial empieza poniendo en cintura a los motociclistas
rincon
publicidadsigtransweb
40años