Buen Gobierno, todos ganamos

Np80

Edicion 80- Junio/Agosto de 2018

Estamos convencidos que independiente de las ideas que cada cual profese en materia política e ideológica, ante un gobierno elegido democráticamente debemos desear que haga las cosas bien y que todas sus disposiciones conduzcan al bienestar general. Desear que se equivoque, soñar con que fracase y tener cálculos políticos en consecuencia, sería una posición mezquina especialmente con el país y las gentes menos favorecidas por la vida. Todos entonces debemos hacer lo posible para que Colombia encuentre los niveles de desarrollo y crecimiento económico que permitan tener una sociedad armónica, con ciudadanos gozando de todos los servicios públicos y en paz, donde la convivencia sea un ejercicio de respeto por la vida y la diferencia.

En el sector del transporte público esperamos que los diversos ministerios que tienen que ver con nuestra tarea dispongan las regulaciones necesarias para fortalecer el servicio y que las leyes que propongan al legislativo defiendan la existencia empresarial que crea empleo y le cumple al país desde la formalidad y la legalidad. Son muchas las frustraciones que el pasado nos ha dejado, la diversidad en que se desarrolla el acontecer diario de la prestación del servicio público en todas las modalidades, no es un escenario fácil de entender por funcionarios llenos de academia pero sin el conocimiento de esa realidad llena de historia y de luchas.  Del respeto por esa historia y de la comprensión de esa realidad dependerán los éxitos de la gestión gubernamental.

Nuestra labor desde los gremios será aportar los puntos de vista que acompañados de propuestas estudiadas encuentren aceptación en el gobierno para que este tome las decisiones que se necesitan para el desarrollo del transporte en Colombia. El dialogo y la concertación serán bienvenidos y ese clima debe motivar el entusiasmo de la llegada de una nueva administración en el ministerio y siempre buscaremos aportar más que a criticar, proponemos los remedios que creemos le convienen al país y aceptaremos con humildad mejores ideas dentro del propósito común de buscar lo mejor para nuestra nación. Hay mucho camino andado, muchos temas estudiados, mucho conocimiento de los problemas y nuestra experiencia la pondremos al servicio de la solución sin protagonismos personales ni reivindicaciones innecesarias, solo le apostamos al mejoramiento de la vida empresarial, de sus inversionistas y sus trabajadores. El éxito será del gobierno y los aplausos para él, si logra darle al transporte la estabilidad jurídica y los niveles de organización que se requiere para la movilidad de nuestros pasajeros.

Ayudaremos a construir, presentaremos nuestras ideas a consideración del gobernante y nos guardaremos el derecho a protestar con respeto cuando la decisión sea equivocada. Estamos convencidos que ayudar a que un gobernante acierte en sus decisiones es ganancia para el país es pleno y si no acierta ese fracaso será de todos.

 

 

 

Prev Los compromisos del Estado con los transportadores
presidente
publicidadsigtransweb
publi2